Colombia es el nuevo destino del Foro Panamazónico

Fotografía: Pre Foro Nacional Colombia: municipio de Florencia, departamento del Caquetá, 3 al 5 de noviembre de 2016.-

El VIII Foro Social Panamazónico (Fospa) cerró sus sesiones plenarias en Tarapoto, Perú,  el 1 de mayo recién pasado con la decisión de pasar la posta a Colombia como país sede del noveno encuentro. Las razones de esta decisión son varias, convergentes y relevantes.

En primer lugar, tiene que ver con la que puede señalarse como la característica definitoria o de identidad de este VIII Foro. Aunque las evaluaciones oficiales aún están en marcha, la sensación evidente y generalizada es que este Foro ha sido el de la renovación. Sobre la base del rico y valioso acumulado de los siete Foros anteriores, ha buscado también nuevas formas de hacer las cosas.

Esto se expresa en muchos aspectos, que van desde lo metodológico hasta lo logístico, incluyendo uno que tiene que ver con la elección de Colombia como próximo Foro. Se trata de la idea de proceso, que incluye pero que supera largamente el limitado concepto del Foro como un evento. Dicho muy resumidamente, el Foro activó deliberadamente y desde el inicio, numerosos y crecientes comités locales en todos los países y regiones donde se pudo, los cuales desarrollaron actividades permanentes de preparación del evento en Tarapoto. El símbolo más claro, aunque no único, de esto, lo conforman los Pre Foros Nacionales Locales, once en total, realizados en igual número de ciudades de la Amazonía.

Esta noción central, de proceso que moviliza de manera permanente y permite acumular experiencias, aprendizajes, sinergias, etc., de cara al gran evento internacional, es el criterio fundamental que sustenta la elección de Colombia como próxima sede. Si se exceptúa al Brasil, que tiene ya cinco Foros Panamazónicos realizados, el país que comparativamente más se involucró y trabajó en este proceso es justamente Colombia. Por eso, es muy justo y legítimo que sea el continuador del proceso y próximo anfitrión.

Por supuesto, no se trata de “competir” entre países, sino de motivar la participación protagónica, que está abierta por igual a todos, y establecerla como el criterio de continuidad más justo, más legítimo y más saludable para fortalecer al Foro como espacio efectivamente útil a los objetivos que se propone.

De allí la importancia enorme que significó la incorporación de Guyana Francesa  durante el Foro en Tarapoto y la voluntad manifestada por sus delegados de hacer suyo y trabajar intensamente el proceso para ganarse el lugar de próxima sede del subsiguiente décimo Foro en ese país que sufre todavía la condición excepcional de colonia.

Adicionalmente, otra razón importante para que Colombia sea la próxima sede es que este país presenta la característica de país amazónico y andino, lo cual permite de modo más sólido sostener otra novedad del reciente VIII encuentro, esto es, la de extender lo amazónico a otros espacios o biomas con los que interactúa indisolublemente, dentro de lo Panamazónico andino, llegando incluso, como ocurrió con el Tribunal de derechos de las mujeres en el Fospa de Tarapoto, a incorporar al pueblo Mapuche en el actual Chile y a Berta Cáceres del pueblo Lenca en Honduras.

Falta todavía ver por cual ciudad se decidirán finalmente los/as compañeros/as colombianos/as como sede del próximo Foro, si Leticia o Florencia. Hay tiempo pues hasta octubre próximo Perú seguirá gestionando el Fospa con foco en la transición y la  transferencia a Colombia. Quedan también por definirse los próximos pasos de esa transición y transferencia, ya se manejan algunas ideas y propuestas.

Sin embargo, felizmente, la idea de proceso está ya instalada y todos los países, empezando por Perú, están al servicio fraterno de los nuevos anfitriones panamazónicos andinos en Colombia.

En camino desde Perú hasta Colombia, el Foro Social Panamazónico está comenzando un nuevo ciclo y goza de buena salud.

Conoce el proceso de Pre Foro Nacional Colombia, haciendo clic aquí